lunes, 3 de diciembre de 2007

El chicanero.


Uno de los grandes mitos acerca de la seducción y la atracción es que aquellos que tienen más dinero atraen más mujeres y viceversa. Muchas veces hemos escuchado frases como “el bolsillo le gana a la pinta”. Gracias a esto muchos hombres actúan según la creencia de que serán más atractivos al demostrar posesiones importantes y solvencia económica. Hablo de hombres ya que este es un prejuicio que recae principalmente sobre la población masculina.

Gracias a la existencia de este prejuicio nace un personaje bastante particular y que recomiendo a todos mis congéneres alejarse de los rasgos que lo caracterizan. Estoy hablando del popular chicanero. Bueno, en realidad no estoy seguro si en todos los países de habla hispana la palabra chicanero signifique lo mismo, así que voy a exponer las características de este personaje que, literalmente, cabe dentro de la categoría de Anti-Héroe de la seducción.

Pon atención a estas características que espantan a las mujeres inmediatamente. Recuerda que ellas tienen grandes habilidades de lectura de las personas, así que, al ser chicanero, te encontrarás con el problema de que ella detectará al instante ese personaje representado en ti.

1. El primer rasgo del chicanero es que se preocupa mucho por la opinión de las mujeres con respecto a su billetera y sus pertenencias. El chicanero le asigna valor a cosas que no pertenecen a su personalidad: el carro, el dinero, la casa, etc. Incluso hasta se asigna valor por tener un tío abuelo que conoció al mejor amigo del primo de FREUD.

2. El segundo rasgo del chicanero es que suele ser una persona competitiva. Siempre lo oirás comparando su vida con la de otros, sus padres con los de otros, etc. Y siempre, las cosas que están relacionadas con él o su alrededor son de mayor valor (como por obra y gracia del Espíritu Santo). Casi siempre esta competitividad está dirigida a otros hombres.


3. El tercer rasgo es uno de los rasgos mas curiosos del chicanero: El 80% de la conversación de este hombre es acerca de sus pertenencias, sus logros, su apariencia, etc. Siempre tendrá la intención de mostrar las razones por las cuales es “más valioso e importante” que otros. Claro, no está de más sentirse orgulloso de los logros alcanzados y de las cosas por las que uno se siente agradecido sin necesidad de mostrarle ese inventarios a la persona que está en frente como si fuera un jurado que escogiera al tipo más pesado del lugar.

4. Una buena cantidad de los chicaneros presumen de cosas que no tienen y crean una imagen de algo que realmente no son. El chicanero, la mayoría de las veces, cae en sus propias mentiras y las mujeres se dan cuenta al instante de cuando un hombre de estos está hablando más de la cuenta.

Hay algo que anotar y es que el chicanero no solo se concentra en asignar valor a las cosas materiales, es más, sólo basta con que su madre le hubiese dicho a los 7 años que es el hombre más hermoso del planeta para que lo repita a diestra y siniestra por todos lados. El chicanero no sabe sentirse orgulloso de lo que tiene, sino que se da a si mismo seguridad a través de cosas del afuera al sentir que nada en él es valioso. Así que si ves un chicanero, es porque tiene una autoimagen muy baja.

Para terminar, también quiero prender la alarma en las mujeres, ya que, aunque esta es una dinámica que se da en los hombres por mayoría estadística, ocasionalmente encontramos chicaneras o “creídas”. Estas mujeres no solo compiten con otras mujeres manifestando su valor sobre las demás, sino que, además son unas detectoras de defectos por excelencia en las representantes de su género. Si te encuentras con una mujer que se dedique a hacer auditorías, las probabilidades de que sea una chicanera, son altas, pues es una excelente detectora de fallas. Así que niñas: no le hagan auditoría a sus hombres y, mucho menos, a sus amigas. Y, por nada del mundo, a sus amigas en frente de los hombres…

Si te sientes orgulloso por algo de tu vida, pórtalo sin mostrarlo, tan sólo disfrútalo. Si tienes un buen auto, solo úsalo para lo que es, para transportarte y quizá escuchar buena música, pero no lo aceleres cuando no es necesario, no le digas a la chica con la que estás saliendo: “debes ver el carro que me regaló papi…”

Bueno creo que el mensaje está entendido: HDLS la humildad es un valor no una debilidad. ¡Úsalo como arma!

5 comentarios:

Jack The Ripper dijo...

Buenas

Muchas gracias Dr. Pyholel por tu cmentario.

El artículo me ha gustado, el chichanero, jaja. Buen término :)

Sigo leyéndote :)

Gise dijo...

Chicanero?? Bueno, no se dice así por acá pero que más dá, en todo caso no son personas de muy buen ver.
No cree que estás personas actúan así por que tienen quienes les acolite su presunción??
En lo particular trato de evitarlos porque son personas vacias que no tienen nada bueno que aportarme como persona, pero de que las hay las hay.. Son personas que pienso yo, necesitan de ayuda..
Bueno espero que no haya ningun "Chicanero" por aquí, jijiji

Saludos Doc.,
;)

Gise dijo...

Chicanero?? Bueno, no se dice así por acá pero que más dá, en todo caso no son personas de muy buen ver.
No cree que estás personas actúan así por que tienen quienes les acolite su presunción??
En lo particular trato de evitarlos porque son personas vacias que no tienen nada bueno que aportarme como persona, pero de que las hay las hay.. Son personas que pienso yo, necesitan de ayuda..
Bueno espero que no haya ningun "Chicanero" por aquí, jijiji

Saludos Doc.,
;)

Yefferson dijo...

La gente presumida quiere mostrar todo lo que tienen pero no saven que estan mostrando nada.
Muy bien Dr.Phyloel desde Peru-Trujillo un abrazo.

Darío dijo...

Usar la humildad como un arma!

Definitivamente me gusta! (al menos hasta encontrar un ápice de iluminación espiritual)