jueves, 4 de septiembre de 2008

Valora lo que tu pareja hace por ti. “Huevos Tibios”.




¡Hola queridos héroes!

¿Qué mejor que empezar el mes del Amor y la Amistad que con un post sobre Seducción Después de la Seducción (SDS)? Bueno, posiblemente sí habrá muchas cosas mejores, pero me pareció interesante hoy escribir sobre parejas y su cotidianidad. La intención del post de hoy es disminuir la existencia de discusiones al interior de la pareja. ¿Es eso posible? ¡Claro que sí! Y es precisamente eso lo que vas a aprender hoy.

¿De dónde proviene este post? Bueno, a pesar de que, dentro de mi trabajo, me dedico a asesorar a parejas no me las sé todas, pero sí sé cómo aprovechar la experiencia para generar nuevos aprendizajes. El post de hoy proviene de una historia personal en la que aprendí que, muchas veces, las discusiones entre parejas empiezan por la preocupación del uno por el otro. ¿Curioso, no? ¿Cómo es posible que las parejas discutan porque uno de ellos se preocupó por el otro? Bueno, es más frecuente de lo que crees y seguramente lo notarás cuando leas mi historia. Bueno, ahí va mi historia, compartiré una de mis tardes en pareja con ustedes:

El escenario: una tarde lluviosa en la capital colombiana, la hermosa Bogotá; los actores: mi pareja y yo. La situación: íbamos de regreso a casa comentando las diferentes actividades del día que se estaba acabando, una sana costumbre que ha hecho que nuestra relación esté siempre reinventándose. Dentro de las cosas que yo le estaba contando a mí pareja le dije: “hoy después de entrenar comí unos deliciosos huevos tibios” ella, que es una excelente escucha, se percató de que, en varias ocasiones, ya le había comentado en la misma semana que mi desayuno habían sido huevos y ahí mismo me dijo: “Amor, estás consumiendo muchos huevos, eso es malo para el colesterol y tu salud”. Bueno, resulta que yo en lugar de darme cuenta de la preocupación de mi pareja, me molesté, pues no escuché más que una crítica: SE ESTABA METIENDO CON UNA DE MIS COMIDAS PREFERIDAS Y ME LA ESTABA PROHIBIENDO.

Bueno, en realidad, eso no era lo que pasaba, mirémoslo más despacio: en el momento que mi pareja me dijo que estaba comiendo más huevos de la cuenta, su mensaje era: “amor, me preocupo por ti, y me gustaría que comieras menos huevo, no lo tienes que dejar de comer, simplemente disminuye la cantidad”. Mi error fue que no apliqué la escucha y lo que mi cabeza entendió fue lo siguiente: “De ahora en adelante deja de comer huevos, porque no quiero que lo hagas”. Resultado, una discusión idiota que, afortunadamente no duró más de 20 minutos, pero que sí hizo que nuestras emociones fuesen negativas en dicho momento.

Ahora te preguntarás ¿De qué me servirá esta historia? ¿Cómo hago entonces para no dejarme llevar por mis emociones y descubrir en qué momento mi pareja está haciendo algo por mí? Pues bien, como he dicho en varias ocasiones: HAY QUE APAGAR EL DETECTOR DE FALLAS. Desinstala de tu software mental, aquella aplicación que sirve para detectar las fallas de los otros: no te sirve de nada, únicamente usas recursos innecesariamente. Prepárate, porque ahora te enseñaré los pasos para valorar lo que tu pareja hace por ti.

1. Escucha. quiero que vayas al post de la escucha y repases los pasos que debes seguir para escuchar a tu pareja.

2. Desactiva la sub-vocalización. Casi siempre que estamos hablando con otra persona, tendemos a hablar en nuestro interior sobre las cosas que nos están contando o sobre aquellas cosas que vemos en el otro, quizá el bolso, quizá el olor. Esto genera un diálogo interno, ése mismo que en este instante estás emitiendo al leer, esa pequeña voz que pareciera estar repitiendo las letras que estás leyendo, es la misma que usamos en el momento de hablar con otros. ELIMÍNALO para no distraerte de lo que tu pareja dice. Usa una excelente técnica que mejorará tu escucha y eliminará el diálogo interno: imagina visualmente lo que tu pareja te está contando.

3. Piensa como tu pareja está pensando, suspende los prejuicios. Si tu pareja te dice que no comas tanto huevo, cuando lo has escuchado en infinidad de partes, lo has leído en otra gran cantidad de partes, has escuchado que a algún pariente o familiar se lo prohibieron ¿Entonces por qué fregados te molestas? Bueno, te molestas (o me molesto el caso de mi historia) por no suspender los prejuicios. Cuando suspendes las creencias al escuchar al otro, eres un escucha más libre.



Ahora bien, también tienes que enseñarle a tu pareja a que valore lo que haces por ella. Resulta que no todos leen a Dr. Phyloel u otros autores que trabajan el tema de parejas, o quizá tampoco son muy buenos en eso de escuchar o simplemente no les importa.

Digamos que este tip que ahora te voy a enseñar es para los dos géneros, pero lo tendrán que aplicar más las mujeres ya que ¡Newsflash! Los hombres no somos buenos escuchas, necesitamos ser entrenados; cosa que es menos frecuente en las mujeres y, por otro lado, los hombres somos malísimos recibiendo recomendaciones de otras personas. ¡Lo sé, lo sé! mujeres es un gran trabajo el que tienen por delante y, hombres, si se sienten identificados, lean de nuevo los pasos para valorar lo que sus parejas hacen por ustedes. Claro, eso no exonera a los demás, son contenidos que nos sirven a todos.

La técnica para que el otro valore lo que haces por ti es tan sencilla como difícil: ¡comunícalo! Usa una frase de entrada positiva, algo así como “Me doy cuenta que te fascinan los huevos y me encanta verte disfrutarlos, por eso odiaría que dejaras de comerlos, ¿Qué tal si comes un día sí y un día no?, quiero disfrutarte más tiempo y más sano”

¡Wow, Qué frase tan elaborada y complicada! Seguramente estarán pensando que frases como estas son difíciles de pensar o de decir. CLARO QUE SÍ, SON COMPLICADÍSIMAS SEÑORES Y SEÑORAS, JÓVENES HOMBRES Y MUJERES… SON COMPLICADÍSIMAS PORQUE NO ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A DECIRLAS.

Tomate el tiempo de diseñar frases como éstas o de detectar lo que tu pareja hace por ti, tu pareja lo merece.

TÓMENSE EL TIEMPO DE HABLAR Y ESCUCHAR VALORANDO LO QUE EL UNO HACE POR EL OTRO Y LOS RESULTADOS SERÁN INMEDIATOS

¡SE LOS GARANTIZO!


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Este post tiene demasiado huevo...

Ricardo dijo...

Severo Doc!!!

Claro, el huevo...como no....jaja...

O sea que el post iría comandado a lo que es saber escuchar a la pareja y al mismo tiempo pensar para hablar.

Thanks Phy.

Anónimo dijo...

Y yo que pensaba ke era superficial por pasarmela hablando con mi novia de Shakespeare o del Dr. Jekill and Mr. Hyde

lupita..... dijo...

me parece importante esto de escuchar a tu pareja pero que hacer cuando tu pareja es de los hombres que coon todo estan pero cuando les hablas de lo que necesitas se enojan facilmente economicamente hablando? y con otras si es muy esplendido..

Anónimo dijo...

Esta muy bien esto de escuchar a tu pareja...bueno cuando tiene algo interesante que decir...pero la pregunta de 1 millon es ¿Y a mi quien me escucha? Porque, aveces, me he dado cuenta que hablo, mas o menos, sola...