lunes, 28 de septiembre de 2009

Superando el Miedo a lo Típico. Los comportamientos seducen, no las ideas.

Hoy ya estoy cumpliendo más de dos años de tiempo escribiendo acerca de la seducción, más de dos años de estar haciendo coaching en estrategias de seducción con hombre y mujeres, más de dos años de estar en contacto con los diferentes medios de comunicación hablando sobre el tema. Además, llevo más de 3 años ejerciendo la psicología clínica. Y a lo largo de ese tiempo me he dado cuenta de una cosa: La gente le teme a lo típico en la seducción.


Bueno, en realidad, al hablar de “La gente” le hablo, más que todo a los hombres, quienes luego de leer mucho acerca de la seducción empezaron a hablar de cosas como: no ser romántico, no estar disponible, no ser tierno, ser el macho alfa y una serie de pensamientos al respecto que van relegando ciertos comportamientos clásicos de cortejo que, según mi experiencia, siguen funcionando. Exploraré cada uno de esos pensamientos y afinaremos su conceptualización y aplicación, para así, volver al verdadero arte de la seducción, a través de aquellos comportamientos milenarios que siempre han conquistado al género opuesto.


Pero antes de comenzar con esta exploración, quiero hacer énfasis en algo bastante importante y que, a pesar de que está ahí, disponible en frente de nuestras narices, no lo vemos. Esto es: LO QUE SEDUCE SON LOS COMPORTAMIENTOS, NO LAS IDEAS. He tenido sentadas en mi consulta a muchas personas que tienen EXCELENTES IDEAS acerca de la seducción pero NO ACTUAN. De otro lado, he tenido la experiencia de trabajar con personas que ACTUAN y se comportan de manera seductora, pero sus ideas a veces no son las correctas (aunque ese será el tema para otra sesión… quise decir: post).


Teniendo en cuenta esta reflexión, de que los comportamientos son los que seducen, continuemos con la exploración de aquellas cosas típicas que nos hemos empeñado en sacar del campo de la seducción.


El Romántico.


Regalar flores, llevar chocolates, quizá preparar una cena a la luz de las velas, una que otra carta cursi o quizá dedicar una canción. Todas estas cosas han sido calificadas como “demasiado” cuando se habla de la seducción y de las habilidades sociales necesarias para conseguir pareja.


Luisa es una mujer de 25 años de edad, hace dos años se encuentra sin pareja ya que su ex – novio decidió tomarse unas vacaciones… con la mejor amiga de Luisa. Desde ahí, como es esperado, duro una buena cantidad de tiempo sin creer en lo que los hombres le decían. Actualmente, luego de sanar sus heridas, empezó de nuevo a buscar pareja y se dio la oportunidad de conocer nuevos chicos, sin embargo, encontró que - y cito sus palabras - : “A los hombres de ahora se les olvidó ser detallistas, dar atenciones. Ahora sólo me encuentro una manada de machos que quieren demostrar que son mejores Pavos Reales que otros hombres. No lo sé, a veces siento que no les importo y que, realmente están bastante interesados en esconder sus inseguridades detrás de esos comportamientos de Chico Malo”.


Luisa no es la única mujer que me ha dicho esto en la consulta. Muchas mujeres, de varias edades, me han manifestado lo mismo. Obvio, ellas tienen claro que el romántico llevado al extremo tampoco es de fiar, pero que es importante que los seductores (o los aspirantes a ello) también sean detallistas de lo contrario, serían una partida de machos luchando por dejar bien plantada su reputación que luego se hará trizas al no poder mantenerla consistentemente.


Una buena forma de ser romántico sin perder puntos en el proceso es hacerlo en momentos en que ellas o ellos no se lo esperan. Ser romántico tiene que estar acompañado del factor sorpresa. Así que, no olviden ser románticos o románticas, no está en desuso y aún sigue siendo una de las estrategias más efectivas en la seducción.


El tierno Vs. El Macho Alfa


Sobre seducción y ternura se escribe muy poco en la red. En mi serie Teddy Bear Seduction, abordo el tema con algunos post para usar la ternura en la seducción.


La proliferación de la teoría del Macho Alfa y dominante ha generado un halo de insensibilidad en aquellos que interpretaron mal lo que realmente significa el macho alfa. Algunos entendieron que ser un macho alfa es no tener en cuenta las emociones, la necesidad y las creencias de las mujeres que cortejan y se convierten, literalmente, en unos patanes que hieren a los demás y terminan dañando su propia reputación. Luego, llegan a mi consultorio, confundidos, preguntándose por qué, si siguen al pie de la letra todas las características que debe tener un macho alfa, siguen solos y de pronto las mujeres empiezan a alejarse. No comprenden que un Macho Alfa es aquel que proyecta seguridad y tranquilidad a su grupo, nada más.


Mujeres, ustedes también lo han olvidado. En estos días es muy difícil encontrar una mujer tierna pues además, hay una hermana de la creencia del macho alfa y es la creencia de que el que se enamora pierde. ¿Acaso la seducción está lejos del amor? ¿Son o no compatibles el amor y la ternura con la seducción? En mi opinión personal y profesional. SIN TERNURA Y SIN AMOR, LA SEDUCCIÓN NO ES MÁS QUE UN ARTE VACIÓ. Como pintar cuadros y no colgarlos. Siempre lo insistiré: el fin último de la seducción es la consecución de una pareja estable para garantizar la supervivencia de la especie (y la cultura).


Por otro lado, hombres, la ternura bien manejada es la bazuca del arsenal de la seducción masculina. Los comportamientos de ternura son capaces de hacer que se liberen hormonas en el cerebro femenino que disparan los instintos maternales y sexuales AL MISMO TIEMPO. Así que, no sean idiotas y recuperen la ternura en sus repertorios de seducción; no dejen la artillería pesada guardada en el cuarto de San Alejo.


Mujeres, si quieren que un hombre se rinda a sus pies, de vez en cuando regálenle una miradita tierna. Mueve motañas… bueno también paga las cuentas, sube las maletas al auto y hasta acomoda los muebles.


Empiecen a explorar su ternura queridos lectores.


Disponibilidad & Caballerosidad.


“Limita tu disponibilidad voluntariamente y aumentarás su interés involuntariamente” Esta es una de las frases más famosas de la seducción. Su autor David De Angelo. Esta frase es un excelente consejo para los aspirantes a seductores y para los seductores. También para los vendedores y para los padres. En definitiva es la clásica aplicación del principio de escases. Sin embargo, su efectividad, una vez más, se vio mal entendida y empezó a crear monstruos que no fueron capaces nunca de estar ahí para sus parejas o potenciales parejas y terminaron siendo olvidados o relegados por aquellos que sí supieron administrar la atención que ofrecían a la otra persona.


Muchos pensaron que esto significa escapar, hacerse el misterioso a través de actos de escondite y dificultad para acceder a ellos. Cuando se dice que debemos limitar nuestra disponibilidad, es porque debemos administrarla bien, más no negarla del todo. Ahora bien, al administrarla, hay que tener cuidado en cómo somos disponibles. Y es ahí donde entra la caballerosidad.


Hoy en día, abrir la puerta del carro, sostener la silla, recibir el abrigo y todas estas cosas, son interpretadas por los lectores de la seducción como pérdida de tiempo, de poder y de virilidad. ¡Adivinen qué! El cerebro femenino no piensa lo mismo, ellas adoran ser atendidas bien. Así que recuerden, la frase no es una invitación a evadir a su potencial pareja en repetidas ocasiones, es una invitación a que cuiden la calidad y administren la cantidad.


La seducción se apoya de muchas fuentes, pero una de ellas que no debemos olvidar es la sabiduría popular, todo aquello que se ha hecho camino alrededor del éxito cultural, porque ha sobrevivido y sigue ahí, funcionando para satisfacer nuestras necesidades. Pregunten sobre seducción a sus abuelos, tíos y padres, o a sus madres, tías y abuelas. Se sorprenderán de cuanta sabiduría hay ahí: después de todo: DE ESA SABIDURÍA PROVIENEN USTEDES.


Un saludo… ¡Ah! Es refrescante estar de vuelta.

11 comentarios:

Rexpert dijo...

Hola doc!!

Me quito el sombrero...Genial post...muchas cosas para replantearse... y destruir otras falsas...

Un abrazo desde México!!

Naxos dijo...

Genial! Amén!

Ali dijo...

chevere, siempre he pensado que la ternura es algo muy importante en un hombre, a nosotras nos gustan los que no les da miedo mostrar su parte mas humana y no se averguezan de ser sensibles y espontaneos, y por cierto me han dicho y me considero tambien una persona muy tierna... excelente articulo!

UltraGato dijo...

"SIN TERNURA Y SIN AMOR, LA SEDUCCIÓN NO ES MÁS QUE UN ARTE VACIÓ."

Que frase más acertada!!

un loco suelto dijo...

jose raro que venga de mi pero por fin me di cuenta de eso...y no es tanto ser tiernos o malos sino sentirse comodo haciendolo de una forma que uno pueda transmitir la ternura cuando quiera, los libretos son buenos para el aprendiz,pero nunca dejara de serlo sino vive y siente lo que hace
saludos desde algun manicomio de
colombia

Anónimo dijo...

Muy cierto!

vir dijo...

Buenos dias. Muy buen articulo. Gracias por compartirlo con nosotros.
Virginia. Argentina

Tyler dijo...

Excelente punto de vista y post!

L´homme qui rit dijo...

Bienvenido Nuevamente Doctor!

2R dijo...

Excelente tu post!!, por que los hombres llevamos la rudeza en la piel y la sencibilidad en el corazón

Daniel G dijo...

Bien Doc! Nuevos aires..

exelentes amigos Tú y Naxos. Gracias!