martes, 19 de agosto de 2008

Salud y Seducción.


¿Cada cuánto tienes actividad física? ¿Con qué frecuencia te preocupas por los hábitos qué tienes? ¿Te molesta cuando te dicen que estás pasado de peso? ¿Te incómoda cuando las personas te hacen comentarios acerca de tu aliento, tus dientes, de pronto de tu olor? Estas preguntas están totalmente enfocadas a que pienses en tu Campo de Acción de Salud.

En las conversaciones cotidianas siempre escuchamos las siguientes frases: “tengo que perder peso”, “últimamente me ha dolido mi cabeza”, “mi digestión cada vez más está comprometida: tengo gastritis, estreñimiento, etc.” Junto con las conversaciones acerca de dinero y relaciones de pareja, el tema de la salud es uno de los más tocados en la mayoría de las interacciones sociales.

Este post parte de tres reglas fundamentales frente a tu Campo de Acción Salud:

Tu salud es lo único que es absolutamente necesario para hacer el resto de las cosas que quieres hacer. Este hecho es in-dis-cu-ti-ble. No puedes negar que sin salud, el resto de las cosas no funcionan. Si tienes planeado tener una familia y tener hijos de acá a diez años, y no cuidas tu salud, seguramente no podrás disfrutar a tus hijos de la misma manera. Si tienes planeado ver a tus hijos o nietos formar sus familias y no cuidas de tu salud: tus posibilidades se reducen. Si quieres mejorar tu apariencia física y no cuidas tu salud, de nada servirá el maquillaje, la ropa costosa o los accesorios lujosos: si no te ves saludable no atraerás a nadie.

Tu salud actual o futura es altamente influenciada por tus hábitos. Esta regla no es más que un complemento de la anterior. Si actualmente tienes un problema respiratorio y eres fumador: no le eches la culpa a la mala suerte, si tienes fuertes dolores de cabeza y vienes durmiendo de 3 a 4 horas diarias desde hace varios años, no es casualidad. Si comes en exceso, ganaste bastante peso y tu doctor te ha advertido que estás en riesgo de un infarto, no te molestes con tu doctor, moléstate contigo. Si no tienes hábitos saludables, no atraerás a nadie.

Tu salud está directamente relacionada con tus emociones y tu actitud hacia ti mismo. Así como una enfermedad muy fuerte tiene un peso fuerte en el estado de ánimo de una persona, el estado de ánimo de la persona tiene un impacto supremamente importante sobre la enfermedad. He tenido oportunidad de conocer personas que han estado expuestas a enfermedades bastante dolorosas y a través de ellas aprendí cómo su estado de ánimo influyó bastante en el tratamiento y su recuperación. También he conocido personas que, por algunas circunstancias entraron en fuertes depresiones y, automáticamente, su salud empezó a sufrir como consecuencia del bajo estado de ánimo. Esta regla tiene la intención de advertirte que si tienes un mejor manejo de tu Campo de Acción Emocional, tu salud se verá menos afectada, independiente mente de si estás sano o no en estos instantes.

Teniendo en cuenta estas tres reglas, te daré algunos tips para que actuando sobre tu Campo de Acción Salud te conviertas en una persona más atractiva.

Controla tus hábitos. Recuerda que tu salud actual o futura está altamente influenciada por tus hábitos. A través de mi trabajo con mis clientes, con mis pacientes, más que todo, con las parejas, me he dado cuenta de cuán importante son los hábitos para atraer a una persona y para mantener una relación de pareja. En mi caso, mi relación de pareja mejoró muchísimo en el momento en que dejé de fumar y, actualmente, que me encuentro en un proceso de alcancé de mi peso normal, la relación adquiere mejoras: ella me ve mejor, me siente menos pesado y me puede abrazar con más facilidad. La recomendación es: si detectas algún hábito que va en contra de tu salud, deséchalo o modifícalo.

Realiza actividades que incluyan ejercicio o actividad física. El ejercicio libera una hormona llamada dopamina, que tiene la cualidad de excitar y crea una sensación de relajación, tranquilidad e incluso de felicidad. Las actividades físicas o deportivas generan atracción por sí solas, siempre sentimos un sentimiento de admiración por aquellos que dentro de su rutina está el ejercicio diario o más frecuente del promedio.

Preocúpate por tu presentación personal. Así como tener hábitos saludables te hace ver saludable, verte saludable te programa para tener hábitos saludables. Es un círculo vicioso. Cuida tus uñas, tus dientes, tu olor. Cuida que los sentidos de la persona que te vea sean bien estimulados.

Cuida tu salud mental. Existen tres elementos para mantener tus emociones y tu vida mental estable: diversión, risa y relajación. Usa esas tres cada vez que puedas (mejor diariamente) y notarás cómo tu mente se mantiene estable y sana. Aléjate del estrés y si te encuentras en frente de él, recuerda que el estrés es tu decisión. Revisa todo lo que tiene que ver con tu Campo de Acción Emocional.

Cambia tus hábitos y notarás cómo cambia tu futuro y cómo cambian tus relaciones con los demás.

¡En Busca del Héroe Interior!

3 comentarios:

Ricardo dijo...

You got all the reason coach!!

Sin la salud no se puede ejercer absolutamente nada, este es un factor determinante casi que para todo.

Por ejemplo, en mi caso yo empecé a hacer deporte sin conocer nada de lo que iba a practicar; y me esforcé 3 años por superarme a mi mismo y ser cada vez mejor. Los resultados fueron increibles, tengo una habilidad impresionante, resistencia, cordinación;y con la dedicación y el hardwork logré esculpir un cuerpazo que elevó mi autoestima, confianza, valor y determinación.

Nice post.

Ricardo.

Darío dijo...

Que sabio post!

Estaba entrenando regularmente en el gimnasio y gracias al cardió me motivé a tomar clases de Salsa en línea, pienso que el método anglosajón para seducir está diseñado para pubs donde puedes conversar, aquí donde vivo en Caracas Venezuela, las discotecas colocan música para bailar y a un volumen extremadamente duro, así que el método es otro.

Hacer ejercicios es la gloria!

Sailor© dijo...

Muy buenos tus post...llegué aqui y no es casualidad... los últimos días he estado un poco descuidada con mi salud...

gracias por recordarmelo...!!!