miércoles, 18 de noviembre de 2009

Diálogos Sobre el Aparato Emocional: La Utilidad de la Ansiedad





Hace dos días estaba contestando cuál era la utilidad del estrés. Debo confesar que fue bastante interesante escribir sobre el mismo y entender algunas cosas que no entendía sino hasta que lo escribí. Hoy, quiero seguir contestando la consulta del lector, ya que este no preguntaba solamente sobre la utilidad del estrés sino también de la ansiedad, así que, acá vamos: ¿cuál es la utilidad de la ansiedad?

La utilidad de la ansiedad es: Incrementar la percepción para encontrar la satisfacción de una necesidad. Si tenemos una necesidad apremiante, nuestra fisiología se activa para satisfacerla: a ese estado es al que llamamos estado de Ansiedad. Podríamos decir que la ansiedad es nuestro sistema de alerta, el que avisa cuando una necesidad necesita ser satisfecha; si tienes hambre, tus sistemas se alertan de tal forma que te mueves hasta que consigas comida… Ahora, imagina lo que pasa con necesidades psicológicas como el afecto, la aprobación, la justificación de una creencia, la calma… etc.

La ansiedad se corrompe en el momento en que nos creamos necesidad que no pueden ser satisfechas de inmediato, así, el estado de ansiedad se incrementa demasiado en el tiempo, provocando crisis en las que el sistema de alerta, no puede discriminar del todo entre si hay o no una necesidad para ser satisfecha. Por ejemplo, la ansiedad provocada por el cigarrillo u otras sustancias adictivas generan síndromes de abstinencia que hacen que el sistema colapse.

La lección de este post es la siguiente: la próxima vez que te sientas ansioso pregúntate qué tan necesaria es la necesidad: por ejemplo, ligarte una chica en un bar es una ansiedad provocada por una necesidad no tan urgente, aún así, tu sistema se pone en alerta y hace que haya una reacción innecesaria, el sistema se sobrecarga, las manos sudan y, al final, no haces nada. Preocúpate por no crear necesidad innecesarias (por más redundante que suene) y así pasaras menos tiempo siendo ansios@.

Ahora bien, otro causante de la ansiedad es el miedo a perder un estado seguro. Esto también aplica para la situación de la chica en el bar: miedo a perder tu reputación, a caer en el ridículo y caer en un estado desagradable… cuida de no tener miedos irracionales. El miedo al ridículo es totalmente superable. Sin embargo, habrá un post totalmente dedicado al miedo. Por ahora, me voy a descansar y a apagar mi sistema de alerta con un pedazo de queso Mozarella.

Dr. Phyloel ¡Coaching Lifes!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante. La simplicidad de las instrucciones que surgen de la observancia y el estudio, aplicados con un buen criterio, son los nutrientes que un lector interesado debe saber capitalizar para llevar a la práctica dichas recomendaciones. Parafraseando a Einstein: "Una teoría es tanto más impresionante cuanto más simple sean sus premisas, cuantos mas tipos de cosas describa y cuantas más explicaciones permita." Pienso que este articulo reúne esos atributos.
Atentamente,
Osvaldo Daniel Del Castello.

EdwinLeo dijo...

me parece muy interesante, yo soy uno de los q vivo con muchaa ansiedad y el tema de los miedos me parece excelente. Hay situaciones donde todo parece comenzar bien y estar bajo control hasta que de repente todo se puede derrumbar y los miedos comienzan aparecer haciendo entorpecer todo y siendo mas complicado volever a ese estado de control porque los miedos lo han invadido los pensamiento.

un saludo Doctor

DB Studio dijo...

increible e interesante...
esto lo vuelve a uno un poco mas conciente sobre las reacciones en determinadas situaciones.
me gustaria que profundizara mas con respecto a lo de las necesidades no necesarias.

todo sea por un mejor control de las emociones.